Defensores del Evangelio

El Rapto: Una "Visión" de Margaret McDonald en 1830

Margaret McDonald
¿El RAPTO de la Iglesia es un doctrina fiel a las enseñanzas de los Apóstoles de Cristo? Esta pregunta tiene una sola respuesta para la mayoría de los cristianos de hoy: seguro, el rapto es una doctrina bíblica, ésta respuesta nos lleva a otra pregunta ¿Está completamente seguro?, lo siento, pero hay otras preguntas que debe contestar ¿Conoce el origen de esta doctrina? ¿Sabe cuantos pasajes de la Biblia la respaldan?

Ahora que la Iglesia ha comenzado a pensar, pues hasta el momento sólo se ha creído en lo que se ha enseñado y como la mayoría de las doctrinas que se creen no se  han estudiado por parte de los que la reciben, ni se han investigado bien, sino que se  han aceptado confiando en la buena fe que se ha depositado en los "maestros" de la iglesia, eruditos en la Palabra en los últimos 100 años.

¿Cómo comenzó el dispensacionalismo, padre de esta enseñanza?. El principio de esta doctrina nos remonta al año 1830 en el mes de abril, en Port Glagow una ciudad de Irlanda, donde una jovencita de 15 años de nombre Margaret McDonald, recibió una "revelación" especial según la cual la Segunda Venida de Cristo tendría lugar en dos etapas; la primera para recoger a un grupo de creyentes "preparados y selectos" que serían llevados al cielo para ir al encuentro del Señor antes de la aparición del Anticristo, o sea antes de la Gran Tribulación.

LA VERDAD DEL "DECRETAR" DE LOS NEOCRISTIANOS

Iniciemos este estudio sobre el famoso "DECRETAR" que usan muchos "cristianos", para hacer lo que les plazca en sus corazones, pues creen que en la BOCA tienen el poder al igual que Dios. Uno de estos "cristianos" explica biblicamente que el Decretar si existe, veamos:

Hay poder en tu boca para proclamar y decretar, en la boca esta el poder de la bendición y de la maldición de la vida y de la muerte. Salomón dijo: “Te has enlazado en los dichos de tu boca” Prov. 6:2. Hay poder en lo que usted dice; en su boca hay poder para atrapar, poder para liberar, poder para sanar, poder para decretar, poder para cancelar, poder para bendecir. En su boca hay un poder que sobrepasa todo lo que usted pueda imaginarse porque con usted está El Dios todopoderoso. Deuteronomio 30 (14-20) dice: “porque muy cerca de ti esta la palabra en tu boca y en tu corazón para que la cumplas”.