Defensores del Evangelio

LA PREDESTINACIÓN PARA DUMMIS

Existe un debate muy popular entre Calvinistas y Arminianos sobre lo que realmente significa la Predestinación. A nuestro parecer ninguno tiene razón en sus doctrinas, pero hay que reconocer que ambos tienen argumentos bíblicos para defender sus teorías.

Dejemos a un lado las doctrinas de estos dos importantes reformadores y definamos claramente lo que realmente significa LA PREDESTINACIÓN que tanto se discute en las principales iglesias del mundo.

Queremos dejar en claro que no pretendemos -ni más faltaba, que seamos ahora los nuevos reformadores, sino más bien, despejar las dudas en cuanto a este tema tan polémico para algunos hermanos.

Iniciemos con definir la palabra PREDESTINACIÓN.

PRE - El prefijo (del latín præfixus, participio de præfigĕre, colocar delante) es un morfema derivativo de la clase de los afijos que se antepone a una raíz, lexema o base léxica para formar una palabra de significado diferente, denominada derivada. ...

DESTINO - Meta, punto de llegada.

Según la Academia de la Real Lengua Española, entonces Predestinación significa: Destinación anterior de algo.

"Predestinación" [pro-or-id'zo], palabra griega que significa el haber sido pre-determinado o destinado de antemano. Según la Biblia, entonces predestinación es el plan de Dios por medio del cual estableció el destino de los salvados desde antes de la fundación del mundo.

Base Bíblica: Efesios 1: 3 Bendito el Dios y Padre del Señor nuestro Jesucristo, el cual nos bendijo con toda bendición espiritual en lugares celestiales en Cristo: 4 Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él en amor; 5 Habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos por Jesucristo á sí mismo, según el puro afecto de su voluntad, 6 Para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado.

EXPLICACIÓN MASTICADA PARA DUMMIS
Sin ofender

La predestinación a nuestro modo de interpretar las sagradas escrituras y por revelación del Espíritu Santo, es tan sencilla que no hay que ponerle misterio al tema.

Iniciemos explicando lo siguiente:

Antes de la Fundación del Mundo, Dios sabía de antemano que Adán y Eva iban a desobedecer. Antes de la Fundación del Mundo ya Dios había preparado a su Hijo para pagar el precio por ese error de Adán. Dios ya sabía antes de la creación del mundo, cuantas personas van a vivir en la Tierra, desde Adán hasta el último humano que nacerá en el milenio de Cristo.

Pongamos un ejemplo de un millón de personas en total, cifra para el ejemplo. De ese millón de personas que existirán en todo el tiempo que dure la Tierra, Dios en su omnisciencia sabe que de ese Millón de personas - solo 400 mil lo van a recibir como Dios - único y soberano.

Los 600 mil que restan, aunque Dios se les presente en una zarza ardiente, aunque se les presente como un ángel, aunque se les manifieste como el Hijo de Dios, ellos nunca, pero nunca lo aceptaran como es y por lo que es. Esas 600 mil personas, se encuentran personajes que sabemos, murieron sin Cristo y sin Dios. Por ejemplo: El Faraón que delante las señales que Moisés realizaba a nombre de Jehová, nunca acepto a Dios. Judas, que viendo al propio Hijo de Dios nunca lo aceptó como el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, ni como el Mesías - el Cristo, ni como el Maestro, ni como Rey de reyes, ni como el Siervo Sufriente.

Dios no hace acepción de personas y eso esta muy claro. Dios llama a todos al arrepentimiento, pero pocos harán su perfecta voluntad. Por esos 600 mil también murió Cristo, para que nadie este exento el día del Juicio Final en el Trono Blanco. En este punto es que diferimos de los Calvinistas.

Esa es la predestinación, Dios sabiendo de antemano quienes le recibiran, organizó su redención con anticipación. Los demás, aunque se les presentara personalmente (Judas) no lo iban a recibir, ellos tienen ya preparado con anticipación el destino eterno.

Esta forma de interpretar las sagradas escrituras - no hace a Dios injusto, ni mucho menos un Dios cruel. El es justo y por serlo, debe mandarnos al infierno. Pero tambien es amor y por eso envió a su Hijo para redimirnos.

¿Entonces por qué predicar? Simple, esas 400 personas no saben que Dios les tiene preparada una redención. Por eso, estamos llamados a anunciarles las buenas nuevas a todos ellos. Nosotros, los simples mortales no sabemos quienes son, pero Dios si, por eso debemos predicarle a todo el mundo, para que los que realmente serán salvos lo sean.

A Noé le enviaron a anunciar que el mundo sería destruido, pero nadie le hizo caso. Moisés le mostró el poder de Dios al Faraón y no le hizo caso. Jesús se manifestó a muchos y solo le siguieron 11 ya que Judas no le recibió. ¿Será que Dios tiene la culpa que no le reciban? ¿Será que Dios tiene la culpa que sepa todo antes que acontezca?

¿Será que Dios predestinó a los que lo van a recibir? La respuesta es un rotundo SI!!!- ¿Dios predestinó a los que no lo van a recibir a una condenación eterna? obvió, El es Justo y cumple su palabra. Cada quien recibirá lo que se merece.

Esa es la Predestinación. La forma simple de entender quien es Dios: SOBERANO. 

Jesús pago el precio por los pecados del millón de personas, pero para redimir solo a los 400. Es como pagar por el racimo completo de uvas (30 uvas), pero de las cuales solo 20 están en buen estado, las otras 10 debo echarlas a la basura.

Nota: Dios conociendo de antemano, quienes no le recibirán, los usa para hacer su soberana Voluntad. Judas es ejemplo de ello. Pregúntese ¿qué hubiese pasado si Judas No hubiera entregado a Jesús? Acaso Dios necesita del Hombre para hacer cumplir su voluntad?. NO. 

Cuando entendamos lo que significa el Libre Albedrío, entenderemos que no somos marionetas de Dios, simplemente que Dios hace como quiere y cuando quiere. Mueve a los 600 para poder ganar a los 400 que le recibirán. ¿Eso es ser Injusto? Eso se le llama tener un PLAN DIVINO. 

La predestinación es “un plan divino” de todo lo que ha de tomar lugar, pero es necesario que ese plan se ponga en marcha y que se lleve a cabo.  Dios está construyendo “una casa para el morar” (1 Timoteo 3:15), “un templo de piedras vivas” (1 Pedro 1:25), “una ciudad santa” donde Él ha de habitar eternamente” (Rev. 21:2), ese edificio es Su iglesia, el cuerpo de Cristo.  POR LO TANTO, Dios no solamente se asegura de preparar un plan muy elaborado de todo lo que quiere que ocurra sino que se asegura de poner su plan sea completado de tal manera que las cosas se hagan tal como él lo ha decretado.

Como dije desde un principio, esto es para dummis, para ampliar más los conceptos con citas bíblicas, Google y la misma Biblia, ofrece una cantidad de información al respecto. Estúdielo desde este punto de vista y verá que le será más fácil entenderlo.

Bendiciones