Defensores del Evangelio

Buscar post en este blog

CASH LUNA INSTA A QUE SUS SEGUIDORES SEAN COMO SIMÓN EL MAGO

Simón el Mago Luna y su discípulo Miguel Arrazó la fe.

Hechos, capitulo 8, comenzando en el verso 5 leemos lo siguiente: “Entonces Felipe, (el diacono, no el apóstol), descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo. Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía. Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, salían estos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados; así que había gran gozo en aquella ciudad.” 9 “Pero había un hombre llamado Simón, que antes ejercía la magia en aquella ciudad, y había engañado a la gente de Samaria, haciéndose pasar por algún grande. A este oían atentamente todos, desde el más pequeño hasta el más grande, diciendo: Este es el gran poder de Dios. Y le estaban atentos, porque con sus artes mágicas les había engañado mucho tiempo. Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres. 13 También creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito”. (Biblia RV 1960).

Note que hago énfasis en la palabra “pero” en el inicio del verso 9, poniéndola en negritas. Pasamos del “gozo” del verso 8, al “pero” del verso 9 – ¡el cual es la manera del Espíritu Santo de advertirnos que Simón debe ser vigilado! Aun la más pequeña y aparentemente insignificante de las palabras de las Escrituras lleva consigo un gran significado si tomamos cuidado de notarlo.

Leyendo comentarios y diccionarios Bíblicos concerniente a Simón, ¡encontramos que él mismo paso para la gente de Samaria como una deidad! Una antigua prostituta llamada Helen fue su acompañante constante y su llamada “primera idea divina”, mientras las personas en Samaria y Roma (mas tarde) lo tuvieron como un dios. Encontramos esta alusión hecha por Lucas en el verso 9 y 10. Así que el punto que estamos tratando es que Simón estaba más íntimamente familiarizado con el plan del diablo y su programa, que el hombre ordinario en la calle. Esto nos ayuda a entender su asombro personal cuando Felipe vino y empezó a hacer milagros a través del poder del Espíritu Santo que hizo que su magia luciera – de principiante- por comparación; de sus acciones subsecuentes, aparenta que él concluyó que Felipe fue un perito mayor – ¡quizás hasta un maestro ascendido! Note que en el verso 13 dice que “Simón mismo creyó – (esto es) que se adhirió, confió y se fió en la enseñanza de Felipe... “. La Biblia Reina Valera sobre esto, nos puntualiza que Simón obviamente creyó en – “la enseñanza de Felipe” y no la salvación en Cristo Jesús. Note que después de que (Simón) fue bautizado, fue “devoto de él constantemente” (de Felipe) y se sorprendía constantemente con los milagros que eran realizados.

Ahora si fuéramos a terminar la historia en este punto, no dudaríamos que Simón “creyó y fue bautizado”, por consiguiente era un Cristiano (y a pesar de las evidencias contrarias, algunos aun creen que lo era). Pero esta es una inferencia basada sobre evidencias incompletas – y extremadamente dudosas en vista de los eventos siguientes. Volviendo con Simón, tomamos la narración de los versos 14 hasta el 24:

“Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan; los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo; Porque aun no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús. Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo. Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero, diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo. Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero. No tienes tu parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios. Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizá te sea perdonado el pensamiento de tu corazón; porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estas. Respondiendo entonces Simón, dijo: Rogad vosotros por mí al Señor, para que nada de esto que habéis dicho venga sobre mí. (Biblia Reina-Valera 1960).

Al Simón observar a los apóstoles imponiendo sus manos sobre los creyentes y los creyentes recibiendo el Espíritu Santo como resultado, sus verdaderos motivos salieron a la superficie inmediatamente. ¡Shazam! Esto era magia poderosa y el tenia que tenerla; ¡Ninguna cantidad de dinero era demasiado para pagar por ella! Así que él cometió un gran error e intento pagarles por el “secreto” de su habilidad sobrenatural. Y, como era el caso usual, Pedro fue el primero en hablar. ¡Y como habla! ¡Sin titubeo, él, en efecto, le dijo a Simón que podía tomar su dinero e irse al infierno con él! La mayoría de los predicadores se acobardan en la interpretación, pero eso es esencialmente lo que Pedro dijo. La palabra traducida “Perecer” en la Biblia KJV (Versión del Rey Santiago) (y “destrucción” en la Ampliada) es la palabra Griega “apoleia” y es la misma palabra que se traduce “perdición” en la mayoría de los casos donde se usa. 

Así que ¿ porque Pedro haría tal declaración de muerte espiritual – la cual literalmente nos saca una mueca de dolor? ¿Y luego sigue con más? Evidentemente que el Espíritu Santo lo incito a hablar de ese modo, porque Simón (el mago – no Simón Pedro) obviamente no era un creyente genuino y sus acciones lo comprobaron. Por favor note cuidadosamente que no hay un indicio dado de que Simón se arrepintiera de sus acciones o motivaciones. NO, su sola replica fue una petición para que oraran por él para que Dios no hiciera con él las cosas que Pedro había hablado. Y luego abruptamente, esto es lo último que oímos de Simón en las Escrituras.

Las recopilaciones de la historia secular de varios escritores contemporáneos e historiadores dicen que Simón y su acompañante Helen, finalizaron en Roma donde continuó practicando su magia y estableció un culto (qué paradoja, que muchos hoy día hacen esto). ¿Le parecen esto cosas de alguien que ha sido salvo genuinamente? Pero debe haber algún objetivo basado en el verso 13, en donde se dice que Simón creyó. ¿No dice las Escrituras en Marcos 16:16 que “el que creyere y fuere bautizado será salvo?”. Simón creyó y fue bautizado, ¿entonces como podemos decir que no fue salvo? Bueno, para los novatos debemos puntualizar que creer debe tener un objeto, y en el caso de los Cristianos genuinos, el objeto es Jesucristo. Simón creyó – y la palabra Griega es “pisteuo”, la misma palabra usada para la fe Cristiana – pero el objeto de la creencia de Simón no era Jesús, como evidencian sus actos, y los comentarios crueles de Pedro. El objeto de su creencia fue aparentemente la enseñanza y los milagros de Felipe – como la Biblia lo acentúa en el verso 13 – y esta clase de fe hacían el Hombre no salva el alma.

En Mateo 7:15-23, el Señor nos dice como detectar a los falsos profetas, o para el caso, cualquier profesión de fe que no sea genuina. Un nacido de nuevo real, hijo de Dios literalmente tiene el Espíritu Santo residiendo dentro de él y ¡Él es imposible de esconder! En cierto grado, aun en los más carnales y reincidentes Cristianos, Su presencia se manifiesta en forma de amor, gozo, paz, paciencia, etc., - a lo que se llama “fruto del Espíritu” en Gálatas 5:22. El árbol de Manzana produce manzanas y el Espíritu Santo produce “frutos” en la vida de sus hijos. La conclusión obvia a la que llegamos de esto es que “¡Si no hay fruto – no hay raíces!”. Si observamos las vidas de aquellos que claman ser líderes Cristianos, o solo Cristianos ordinarios de las “Bancas”, y no puede discernir la presencia del Espíritu Santo, debemos estar apercibidos con ellos. Ciertamente pudiéramos estar equivocados en nuestro discernimiento espiritual sobre otros, así que no debemos tomarnos el papel de juez, pero al mismo tiempo la Palabra de Dios nos enseña a discernir en estos asuntos. En otras palabras, no adopte a alguien como hermana o hermano en Cristo y establezca tan intima relación con él, basado en solo su profesión de fe. Las personas profesan a Cristo equivocadamente y creen ser salvos, mientras que otros lo hacen falsamente por razones que usualmente envuelven ganancia personal (como parece ser el caso de Simón).

¡Dios nos dio un cerebro para pensar y El espera que lo usemos! 1Juan 4:1-3 nos dice:

“Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; Y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no e de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya esta en el mundo.” (RV 1960).

Hasta que las recopilaciones seculares de las actividades de Simón sean detalladas, no conoceremos exactamente toda la vergüenza que trajo este al nombre de Cristo, pero podemos estar seguros que fue considerable. La Biblia nos dice cuan exitosamente fue ganando la atención de los samaritanos y parece que era igual de hábil en Roma. Pero la diferencia era que en Roma trabajaba detrás de una máscara de seudo- Cristianismo, lo cual hacia su hechicería aun más despreciable. El diablo sabe lo que hace y es un maestro usando nuestra naturaleza humana en contra de nosotros mismos. Su principal arma es el engaño y muchas veces usa sus “espías” para dispersar falsas enseñanzas o causar problemas en el cuerpo de Cristo, el ha alcanzado su propósito - para fastidiar a Dios! Nuestra responsabilidad como Cristianos es estar alertas de aquellos quienes son lobos enmascarados de ovejas y hacer lo todo lo que podamos para evadirlos, separándolos por el beneficio de otros creyentes. Las ovejas son lo suficientemente desamparadas en la mayoría de las veces, pero estamos seguros que no queremos ayudar a los lobos actuando mas tontamente de lo que realmente lo hemos hecho.

¿Pero que si le digo que las probabilidades son muy buenas de que un numero significante de esos individuos son clones de Simón el Mago y que realizando su “magia” están en contra de la causa de Cristo?. ¿Usted dirá Herejía? ¿Puedo decirle que un predicador ( o cualquier otro Cristiano) que hace su trabajo bajo el poder del Espíritu Santo literalmente será odiado por el mundo y no palmeado en la espalda?

Escuche a lo que el Señor tiene que decirnos en Juan 15:19:

“Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece”. (RV 1960).

¡Así que cuando veo un creyente profeso – especialmente predicador – siendo bienvenido, y con amigos, y los no salvos alrededor de él, yo inmediatamente me pongo sospechoso, y usted lo haría también! Pero no me malinterprete, porque no estoy diciendo que todo el predicador de una iglesia grande, o evangelista de gran demanda, es un falso y herramienta del diablo.

¡Pero lo que digo es que muchos de ellos lo son! ¡Por su fruto lo conoceréis!



Según este falso pastor, el APOSTOL PEDRO se equivocó, mejor dicho, el ESPIRITU SANTO falló con no quitarle la vida a Simón como pasó con Ananias y Safira, y Cash hasta se burla de eso. Hay que ser muy CIEGO para no ver estas mentiras.